HISTORIAS INFORMATICAS: Novelizando nuestras Historias de Ordenadores

¡¡¡Te voy a matar!!!

Oscuridad.

Persianas medio bajadas.

Frio.

A pesar de que esto se cierra a las 20h son ya las ocho y treinta y cinco. Nos llegó un cliente de esos de última hora.

Es febrero y aunque esta tarde lucía el sol, no hace nada de calor.

Ya es de noche.

La calle está completamente vacía, la gente ya ha vuelto a sus casas a estar con los suyos.

Mientras recojo mis bártulos se oye un fuerte golpe en la puerta, se abre, golpea con violencia el freno que tiene y una sombra se abalanza sobre mi.

Tiemblo de arriba a abajo.

Hace un mes nos han robado rompiendo de madrugada la luna de la entrada.

Me giro con brusquedad esperándome lo peor……

¡no por favor, otra vez no!

¡Prefiero no estar como la otra vez!

Tenía la tez oscura, el cabello alborotado como Albert Einstein, un mono azul como vestido y los ojos más desorbitados que jamás haya visto.

Se acerca a unos centímetros de mi cara y me chilla.

- ¡QUIERO UN CABLE DE 30 METROS!

Como me esperaba algo más, estilo golpe en la cabeza, navaja en el cuello o pistola apuntando a mi esternón al darme cuenta que un “posible cliente” había irrumpido en mi tienda estando cerrada, luces apagadas y persiana idem respondí con cruel dureza.

- ¡SALGA AHORA MISMO DE LA TIENDA!

- ¿CÓMO?, me dice el tipo.

- ¡Que salga ahora mismo de mi tienda!. Está cerrada desde hace media hora, usted ha entrado dentro con maneras muy poco adecuadas. Si hubiera llamado incluso le hubiera atendido.

- ¡PERO QUÉ DICES NIÑATO DE MIERDA!

- Lo que oye

- ¡PERO TU QUIEN TE HAS CREIDO, GILIPOYAS!

- O se va o llamo ahora mismo a la policía. Además de qué quiere el cable.

- ¡PUES DE QUE VA A SER DE ESOS DE DATOS!………

Se queda como pensado y añade.

- ¡SI ADEMÁS TE LO HE DICHO!

- Mire con todo el dolor de mi corazón me acojo al derecho de admisión y tengo que decirle que se vaya. Y quiero que sepa que con mucho gusto si viene con otras maneras aquí se le atenderá con toda la amabilidad del mundo.

-¿¿PERO QUÉ PASA QUE NO ME VAS A VENDER EL CABLE??

- ¡No insista!. Además tendría que hacerle. Si viene mañana le tendrá hecho. ¿Es de red? ¿para internet?

- ¡SOIS UNA PANDA DE MAMONES, NO TENEIS NI PUTA IDEA DE INFORMÁTICA!

Cojo el teléfono y me pongo a hacer que marco y simulo una llamada.

Si, Antonio, mira soy de aquí de la tienda de informática, tengo un problema gordo con un cliente, ¿puedes acercarte con una patrulla?

Me mira el palomo con los ojos inyectados en sangre, se muerde la lengua al estilo macarra total, da un único paso hacia mi con violencia, da media vuelta y se va.

Antes de salir por la puerta intentando dar un portazo (no se puede ya que tiene un sistema de seguridad) me grita.

¡QUE SEPAS QUE TE VOY A MATAR!

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis

Si te gustó esta entrada quizá también te gusten estas otras

Zombie Attack

¡Boom……boom………boom……….boom……….boom……!

Muy lejana, se oía una letanía.

Certero y cansino era el ritmo de un constante paseo de juventud.

¡……boom……..boom…….boom………boom………..!

Los tambores de guerra entonaban tristes canciones antiguas de la región.

Mantengo una lucha titánica con mi plato de pasta, alzo mi rostro y en la calle no se ve a nadie. Es extraño ya que a estas horas comienza la gente de la fábrica de al lado el turno de tarde y se suele ver movimiento de bicicletas y coches a toda pastilla.

¡….boom…..booom……..boooomm……boooooM……..!

Absorto en concluir con mi comida comienzo a inquietarme por ese sonido.

¿Qué es eso?, ¿De dónde viene?.

¡…….booooM…….booooooooM………boooOM………!

Me levanto de la silla, vuelvo a mirar por las lunas de la tienda y sigo la carretera con los ojos y nadie pasa.

El tenedor cae sobre el plato a cámara lenta como en una peli de John Woo y resuena con estridencia…..

¡CLINCK!

Camino despacio hacia la puerta para tener más visibilidad de lo que pueda estar ocurriendo en el exterior….¡Nada!. Sólo falta que pase correteando una bola de esas como en las historias del antiguo oeste.

¡……booooooOOM……………..booooooOOM…………………….boooOOOOM!

La calle está desierta, un calor insoportable entra en mis pulmones, estamos en pleno Agosto.

Una sombra aparece de repente a mi izquierda, me giro con brusquedad y casi me golpeo con un ser absurdo. Tiene un traje lleno de neones por todo el cuerpo, el rostro está tapado con una máscara y lleva un gorro estilo capucha.

Suspiro asustado y casi sin aliento me trago un grito desesperado.

¡……bOOOOOMMMMM………bOOOOOOOMMMMMMM………bOOOOOOOMMMMM………

BOOOOOOOOOOMMM!

El ser me mira casi ignorandome y pasa a mi lado canturreando.

¡BOOOOOOOOOOMMM…………..BOOOOOOOOOOMMM…….BOOOOOOOOOOMMM!

Cientos de seres igual vestidos se acercan por la calle principal y vienen hacia mi.

Arqueo la espalda lo suficiente como para darme cuenta que detrás de mi está la fachada de la tienda, estoy atrapado, no tengo escapatoria.

Observo cómo unas carrozas con gente bailando encima lanzan pétalos de rosa y caramelos a unos cuantos niños que corren a la par. Sus padres sonrien incansables.

En ese momento es cuando me doy cuenta que hoy inician las fiestas del pueblo.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis

Si te gustó esta entrada quizá también te gusten estas otras

Cómo no Pagar en una Tienda de Informática

“¡Querido diario!.

Hoy es nuestro primer dia en la tienda. Nos ha costado muchísimo que esto comenzara a rodar pero ya sabes cómo son los “obreros”. No tengo nada contra ellos pero nunca cumplen los tiempos que han estipulado. De todas formas dejemos los malos rollos ya que no quiero hablarte de eso, simplemente quería decirte, queridito diario, que soy muy feliz aunque estoy muy nervioso ante la posibilidad de no saber responder a las complicadísimas preguntas que nos harán los clientes, los problemas que no sabremos resolver…etc ya que no somos unos informáticos de carrera, simplemente nos hemos curtido en el mundo de los ordenadores por pasión a lo largo de los años desde nuestro mítico DOS (ya olvidado por las nuevas generaciones). Te dejo parece que va a entrar nuestro primer cliente………

¡FALSA ALARMA!

Voy a ponerme con el programa de facturación que hemos adquirido, hay que aprender cómo funciona al 100%.

Luego te seguiré escribiendo.

Adios”

Llueve, estamos casi en Navidad, ha sido un buen momento para abrir la tienda, aunque va a ser agobiante. La gente entrará en pandilla a hacer la lista de nuestros productos de tecnología para que los Reyes Magos y “el Señor de Rojo inventado por una marca edulcorante de cola” puedan repartir felicidad entre niños y mayores.

Aparece una señora abriendo la puerta con contundencia. Mientras alzo mi rostro lentamente observo paso a paso la bella figura de la mujer. Bonitas, preciosas y suaves piernas se dejan entrever por una minifalda al que ya casi no tiene la palabra falda. Unas caderas que se mueven al ritmo perfecto de su cuerpo. Su seguridad es impresionante y los pasos que da son firmes. Los pechos rebotan juguetones e intentan salirse del escote como pidiendo ayuda porque se asfixian en esa camiseta tan apretada.

Alzo lo que me queda de cuerpo y contemplo que su bello rostro……..¡¡¡ARGGGGHHHH!!!. Tiene un ojo mirando pa’Cuenca y el otro pa’China y las mejillas llenas de pequeños agujeritos y granos.

NOTA DEL AUTOR (N.D.A.): que nadie se me vuelva loco. Yo tengo un extrabismo brutal y tengo también los ojos enfadaos entre ellos ;)

Como si nosotros tuvieramos la culpa de algo, enfadada nos comenta que su portatil ha fallecido, que tiene unos datos SUPER importantes que sacar y que si podemos resolverlo. Le abrimos un parte, como es primera hora de la mañana la comentamos que se pase antes de cerrar por la tarde.

Enchufamos su portatil “iris” y efectivamente algo le pasa al disco duro. Parece que la aguja está bailando un chotis y no ni para atrás ni para adelante…clack-clack….clack-clack…..clack-clack…..

Fuimos poco a poco sacando la información que no se podía perder. Algunas facturas de su negocio, imágenes de familia pero el 98% “emule-cosas” y “ares-cosas”. Qué bien, en el futuro me daré cuenta que esta combinación es explosiva.

Son las 19:44 y se ha conseguido sacar prácticamente todo pero el portatil será mejor cambiarlo.

Entra nuestra cliente, le contamos toda la historia, la damos los CDs con la información, nos pregunta por el precio de la reparación.

- ¿Cuanto os debo?

- A pesar de que hemos estado todo el día con el ordenador la vamos a cobrar como si hubieramos estado 3 horas. Son 90 € pero se lo dejamos en 80€.

Nos “mira”, abre su monedero, saca 20 €, los pone con un fuerte golpe sobre el mostrador y dice:

- Os doy esto y nada más.

Coge su portatil, se da la vuelta y se pira.


N.D.A. : Esta entrada se podría titular también

“Cómo pillar tu primer pufo en tu negocio”

“Cómo aprender a cerrar la boca cuando te pasan situaciones así”

“Cómo detener a una ladrona (o ladrón)”

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis

Si te gustó esta entrada quizá también te gusten estas otras

Quiero un Cable Ethernet

- Son 49,95€.
- Aish hijo mio, ¿no es un poco caro?
- Sinceramente señora, aunque está muy bien el tener un antivirus original sólo está pagando la licencia y aunque al año, al renovar, le saldrá más barato que ahora, siempre pagará.
Además siempre puede optar por soluciones que son gratuitas como este antivirus: AVAST.
- Vale me lo pienso y mañana vuelvo.

¡Otro cliente perdido!. Eso me pasa por ser sincero. Con lo fácil que sería el decir: si, aquí tengo el Panda, Norton, Mcafee…etc. Cuesta tanto ¿lo quiere en una bolsa o en paquete de regalo?

Mientras pensaba en los modelos de negocio básicos que yo estaba echando por tierra entraron 7 chavales de entre 15 y 18 años.

Reculé un par de pasos, demasiada gente de repente con la prueba del delito en las manos del primer joven que se acercaba valiente hacia mi.

Un cable de red de 1,8 metros me miraba fijamente y desafiaba mi desdicha vespertina.

- Quisiera un cable como este pero por un extremo esta clavija (me señalaba la RJ-45) y por la otra una de teléfono.

Asustado por la petición reculé otros dos pasos mas (ya no había mas que pared detrás de mi).

- ¿Cómo?
- Quiero un cable como este pero por un extremo una conexión como esta de aquí y por la otra una de teléfono.
- Ya, ya te he oído. El único problema es que no entiendo lo que me quieres decir o ……
- ¡Pues es bien fácil!. Uno así pero con las chismas que te digo.

El jóven empieza a ponerse un poco violento. Se me olvidaba que contradecir a un adolescente es una de esas cosas que nunca se debería hacer….Puedes salir bastante perjudicado del enfrentamiento.

- ¿Para qué necesitas el cable?, ataco como puedo.
- Pues para el Internet ese. Me han puesto en casa el ADSL de Telefónica y no puedo conectarme.
- Yap, pero entonces la cuestión no es del cable, ¿tienes tarjeta de red en tu ordenador?
- ¿Y qué es eso?, dice el chaval.
- Pues una tarjeta que te sirve para conectar el PC con tu modem / router. Y en cuanto al cable pues necesitas un cable ethernet normal y corriente con las dos clavijas iguales, es decir, estas de aquí (le muestro las RJ-45).
- Ahap, pues dame una de esas.

Mientras observo cómo la chavalería sale de la tienda sonrío con paciencia y me pregunto hasta qué límites van a aguantar mis explicaciones.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis

Si te gustó esta entrada quizá también te gusten estas otras

Cómo limpiar un Portatil de Virus

Mientras mi compañero se pelea con un ordenador yo sigo enfrascado con unos presupuestos. Sé que uno de nuestros fuertes es ese poder hacer una configuración a medida para nuestros clientes pero me aburre un montón tener que buscar cada componente en nuestro mayorista habitual, meterlo en una plantilla que tenemos y sacárselo al cliente en una bonita hoja.

Abre la puerta una anciana con unas bolsas de la compra en la mano.

“Otra que nos preguntará si vendemos lavadoras, ¿no se darán cuenta que evidentemente se trata de una tienda de informática?”

- ¿Arregláis portátiles?

“Buff”

Salí de mi absorto trabajo “presupuestil” y me acerqué hacia la señora.

- Si, ¿qué desea?.
- Es que mi nieta tiene uno de esos portátiles que se llevan a todos sitios y no le funciona.
- ¿Qué síntomas tiene?
- Pues que no se ha tomado la medicación y parece que eso le sienta mal.

Me gusta la metáfora de tratar a cada equipo que entra como si de un paciente hospitalario se tratara.
La verdad es que aquella viejuca me cogió en fuera de juego ya que usó mi símil y siguió la jugada sin que el árbitro hubiera pitado. Casi casi me mete un gol por la escuadra.

Sonreí y la pregunté:

- ¿No le dijo el médico que siguiera el tratamiento a rajatabla?

La señora quedó anonadada y me devolvió la sonrisa.

- Mire, lo mejor es que nos traiga el “aparato” y le echemos un vistazo.
- Muchas gracias, luego se pasará mi marido.

Por la tarde a primera hora apareció un señor con una bolsa de portátil.
Supuse que era el servil marido de aquella graciosa anciana.
Nada mas abrir la puerta de la tienda entró una ráfaga de dulce fragancia primaveral, fuera se podía observar cómo los alegres pájaros cantaban al sol una oda incandescente.

Se le abrió el parte de incidencia en donde nos explicó lo siguiente:

El cacharro empezó a ir lento, supusieron que tenía virus y le pasaron una herramienta de esas que lo hacen desde “La Internet”. Al ver que seguía igual el mítico amigo “howtopringao” de la nieta les dijo que quizá estaba sucio y al calentarse se ralentizaba todo. Después de que lo limpiaran dejó de funcionar. Ahora ni arranca.

Despedimos al señor con nuestra mejor sonrisa y procedimos con nuestras labores.
Como teníamos todos los bancos del taller ocupados pasando en uno test de memoria y en otro un programa de diagnóstico de disco duro y no nos íbamos a quedar con los brazos cruzados hicimos un hueco para el portátil que dejó misteriosamente de funcionar.

Nada mas sacarle del maletín me invadió un recuerdo juvenil:

campos verdes, flores silvestres, bosques con infinidad de árboles…..

En ese preciso instante entró Charlie Pui Pui, antiguo compañero de fatigas en la tienda que ya no trabaja con nosotros a hacernos una visitilla:

- ¿A qué huele?
- ¿No sé tu también lo has notado? dijo Gelo.

Les miré con recelo, yo también había olido las flores pero pensé que era la calle.

- Si, joer, huele como a jabón con perfume al bosco

Miré de nuevo a los dos

Lentamente me fui acercando a la mesa del taller, mis pies se movían como si el espacio/tiempo en la tienda hubiese partido entre dos y fuese a super-cámara lenta.

Me agaché y empecé a husmear como si de un certero chucho “buscapersonas” me tratara.

- ¿no habeis notado el portatil demasiado limpio?, espeté.

Lo normal es encontrar restos de polvo, incluso algún animal que se hubiera colado entre las teclas, pero en este caso estábamos delante de un portatil impoluto. Parecía como si fuera nuevo, pero con un fuerte olor a flores del bosque.

Mosqueado les miré, volví la vista al aparato y me agaché de nuevo.

Intranquilo y angustiado me empezó a temblar el cuerpo entero ya que me estaba imaginando lo peor, aunque me parecía increible.

Me erguí, di media vuelta con máxima tranquilidad, cogí el teléfono y marqué el número de aquellos queridos ancianos.

- Buenas, le llamo de la tienda de informática del pueblo

- ¡Ah si!, ¿ya está arreglado el ordenador?

- No, no si nos le han dejado hace menos de una hora. Sólo quería preguntarles algunas cosas antes de ponernos con él.

¿El portatil qué tenía?

- Pero si ya se lo hemos explicado. Estaba sucio y le hemos limpiado.

- Ya, ya, pero es que huele como a….

- Ah, bueno…eso es del lavavajillas…..

- ¿Cómo?

- Si, del lavavajillas. ¿Pero no le acabo de decir que estaba sucio?.

En cuanto al avispado amigo de mi nieta nos dijo que estaba sucio de virus entendí todo. Lo metimos en el lavavajillas y listo.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis

Si te gustó esta entrada quizá también te gusten estas otras

TOP Bitacoras.com