HISTORIAS INFORMATICAS: Novelizando nuestras Historias de Ordenadores

¡¡¡Te voy a matar!!!

Oscuridad.

Persianas medio bajadas.

Frio.

A pesar de que esto se cierra a las 20h son ya las ocho y treinta y cinco. Nos llegó un cliente de esos de última hora.

Es febrero y aunque esta tarde lucía el sol, no hace nada de calor.

Ya es de noche.

La calle está completamente vacía, la gente ya ha vuelto a sus casas a estar con los suyos.

Mientras recojo mis bártulos se oye un fuerte golpe en la puerta, se abre, golpea con violencia el freno que tiene y una sombra se abalanza sobre mi.

Tiemblo de arriba a abajo.

Hace un mes nos han robado rompiendo de madrugada la luna de la entrada.

Me giro con brusquedad esperándome lo peor……

¡no por favor, otra vez no!

¡Prefiero no estar como la otra vez!

Tenía la tez oscura, el cabello alborotado como Albert Einstein, un mono azul como vestido y los ojos más desorbitados que jamás haya visto.

Se acerca a unos centímetros de mi cara y me chilla.

- ¡QUIERO UN CABLE DE 30 METROS!

Como me esperaba algo más, estilo golpe en la cabeza, navaja en el cuello o pistola apuntando a mi esternón al darme cuenta que un “posible cliente” había irrumpido en mi tienda estando cerrada, luces apagadas y persiana idem respondí con cruel dureza.

- ¡SALGA AHORA MISMO DE LA TIENDA!

- ¿CÓMO?, me dice el tipo.

- ¡Que salga ahora mismo de mi tienda!. Está cerrada desde hace media hora, usted ha entrado dentro con maneras muy poco adecuadas. Si hubiera llamado incluso le hubiera atendido.

- ¡PERO QUÉ DICES NIÑATO DE MIERDA!

- Lo que oye

- ¡PERO TU QUIEN TE HAS CREIDO, GILIPOYAS!

- O se va o llamo ahora mismo a la policía. Además de qué quiere el cable.

- ¡PUES DE QUE VA A SER DE ESOS DE DATOS!………

Se queda como pensado y añade.

- ¡SI ADEMÁS TE LO HE DICHO!

- Mire con todo el dolor de mi corazón me acojo al derecho de admisión y tengo que decirle que se vaya. Y quiero que sepa que con mucho gusto si viene con otras maneras aquí se le atenderá con toda la amabilidad del mundo.

-¿¿PERO QUÉ PASA QUE NO ME VAS A VENDER EL CABLE??

- ¡No insista!. Además tendría que hacerle. Si viene mañana le tendrá hecho. ¿Es de red? ¿para internet?

- ¡SOIS UNA PANDA DE MAMONES, NO TENEIS NI PUTA IDEA DE INFORMÁTICA!

Cojo el teléfono y me pongo a hacer que marco y simulo una llamada.

Si, Antonio, mira soy de aquí de la tienda de informática, tengo un problema gordo con un cliente, ¿puedes acercarte con una patrulla?

Me mira el palomo con los ojos inyectados en sangre, se muerde la lengua al estilo macarra total, da un único paso hacia mi con violencia, da media vuelta y se va.

Antes de salir por la puerta intentando dar un portazo (no se puede ya que tiene un sistema de seguridad) me grita.

¡QUE SEPAS QUE TE VOY A MATAR!

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis

Si te gustó esta entrada quizá también te gusten estas otras

  • Menos mal que no cumplió su amenaza y puedes seguir deleitandono con estas historias, aunque últimamente de informáticas tengan poco jajajaja.

  • ¡Menuda peña!

    [borricus mode on]

    De todas maneras, el día que te mate ya nos contarás

    [borricus mode off}

  • ¿No sería Enjuto Mojamuto con síndrome de abstinencia?

  • Jajajaja…pues si…podría ser enjuto. Hay que tener cuidado y que no se sienta un GIF.

    ;)

Puedes seguir los comentarios a través de RSS 2.0

TOP Bitacoras.com